¿Por qué viajar a Carmelo?

Carmelo es una ciudad perteneciente al departamento de Colonia, y cabecera del municipio homónimo. Por su cercanía ideal para una escapada de fin de semana, este destino se encuentra al sudoeste de Uruguay, a poca distancia de la Argentina. La ciudad es atravesada por el Arroyo de las Vacas, el cual desemboca en el Río de la Plata. Esta conexión directa con el agua es uno de los principales atractivos de Carmelo, que con sus playas y su ambiente rural propone a los visitantes desconectarse del bullicio de las grandes urbes. La ciudad tiene sus brazos abiertos para el turismo todo el año, con una importante oferta hotelera, hostales, camping, restaurantes, un casino y comercios en su zona céntrica. Una oferta a la que se añade la invitación al recorrido por viñedos y bodegas, perfecto para amantes del enoturismo y también para curiosos. Carmelo es un destino perfecto para los que buscan un sitio para relajarse, también ideal para los viajeros que gustan de las caminatas junto al río con el infaltable mate que algún lugareño sabrá convidar.

¿Cómo llegar a Carmelo?

Esta ciudad se encuentra a 75 kilómetros de Colonia y a 235 kilómetros de Montevideo. Desde Buenos Aires llegan todos los días a aquellas ciudades buques y ferrys de Buquebus, siendo posible viajar con el vehículo propio en la bodega. Para reservar un viaje en la plataforma online de Buquebus es necesario indicar la cantidad de pasajeros, y si lleva o no vehículo. También hay empresas de transporte terrestre con variedad de frecuencias diarias que realizan viajes desde Montevideo y Colonia, llegando a Carmelo por la ruta 21. Además es posible arribar a esta ciudad por vía fluvial desde Tigre, en Buenos Aires, por el delta del Río Paraná. A 5 kilómetros del centro de Carmelo se encuentra el Aeropuerto Zagarzazú (SUCM), en el cual operan vuelos privados, habilitado solamente para vuelos nacionales.

¿Qué hacer en Carmelo?

El Puente Giratorio es la atracción más reconocida en esta ciudad, una visita obligada para quien llega a Carmelo. Inaugurado en 1912, se encuentra sobre el Arroyo de las Vacas y tiene la particularidad de que es movido a tracción humana. Es el primero con esta característica en Uruguay y en toda la región, y acaso por esta condición de pionero ha sido declarado Monumento Histórico Nacional hacia el año 1994. Por su aspecto, hay quienes lo llaman el “Golden Gate carmelitano”.

Otra buena razón para hacer pie en esta ciudad uruguaya es la ruta del vino carmelitana. Expertos en el rubro y bodegas reciben a los visitantes ofreciéndoles catas de vino y recorridos por los viñedos. La gran protagonista es la cepa Tannat, que ha ganado fama desde Carmelo hacia el mundo. Algunas de las bodegas que pueden visitarse en cualquier temporada del año son: Campotinto, Narbona, El Legado, Zubizarreta, Irurtia y, entre otras, Los Cerros de San Juan, que es la más antigua de Uruguay y que ha sido declarada Monumento Histórico.

En muchas ciudades uruguayas el río es centro de las actividades, y Carmelo no es la excepción. Playa Seré es uno de los recomendados para el verano, incluyendo una zona de arena a orillas del Río de la Plata, en las cercanías del Hotel Casino de la ciudad. El atracadero de yates de la ciudad también ofrece un bello paseo, con un camping náutico en el que hay parrilleros y comodidades para pasar el día. Carmelo es sinónimo de naturaleza, vínculo que tiene una de sus máximas expresiones en la Reserva de Fauna de la ciudad.

Consejos para tu viaje a Montevideo

Revisá la documentación necesaria para entrar a Uruguay (ver)

Ideal para descansar o relajarse, en pareja o en familia.

El presupuesto recomendado es entre 50 y 100 uds por día, por persona.

No te pierdas conocer las opciones de bodegas que ofrece “La Ruta del vino” en Carmelo.

Asistente Online

Iniciá una conversacion con un operador

Comenzar chat